Information
Imprimir

Pakistán: no hay buenos patrones en un sistema imperialista

Information
03 Febrero 2024 53 visitas

Desde que Israel comenzó a bombardear Gaza, los miembros del Partido Laborista Progresista (PLP) han estado participando activamente en manifestaciones contra el genocidio de los trabajadores inocentes de Palestina. Al principio, todas estas manifestaciones parecían la continuación de las antiguas manifestaciones organizadas para condenar las atrocidades que enfrentan los “musulmanes” en todo el mundo. Los partidos religiosos siempre tomaron la iniciativa en estas manifestaciones mientras alegaban que los palestinos son musulmanes y que están luchando por la liberación de nuestro lugar sagrado “Bait-ul-Muqadas” (Mezquita de Al-Aqsa, Jerusalén). Los grupos religiosos siempre afirman que “los musulmanes palestinos están luchando para recuperar el lugar santo de manos de Israel y tenemos que apoyar a los yihadistas (guerreros sagrados) que están librando una guerra santa para establecer un Estado islámico de Palestina”. Pero nuestros amigos y camaradas los confrontaron con el verdadero análisis de la situación y desempeñaron un papel clave en exponer los hechos sobre la ocupación y agresión israelí.

Los imperialistas estadounidenses sacrifican trabajadores en aras de las ganancias
Explicamos que no es una guerra entre judíos y musulmanes sino que es una guerra contra la clase trabajadora. Los trabajadores que viven en las zonas asoladas por la guerra ahora buscan comida, refugio y medicinas. Esta clase trabajadora pobre siempre ha sido utilizada como pasto de los intereses de los imperialistas. El ciclo perpetuo de genocidio, ocupación y apartheid contra los trabajadores en Palestina es una necesidad para los intereses a largo plazo de los imperialistas estadounidenses. Los patrones capitalistas estadounidenses e israelíes quieren apoderarse de las enormes reservas de petróleo y gas en el Medio Oriente mientras mantienen la guerra.

La clase trabajadora necesita liberación de la pobreza, la explotación, el analfabetismo, el nacionalismo, el racismo, el sexismo y el fundamentalismo. Los trabajadores nunca han abandonado su búsqueda de igualdad, justicia y liberación, pero siempre se ve socavada por los llamados nacionalistas y fundamentalistas. Los trabajadores en Palestina se ven obligados a morir en interés del imperialismo. Han sido masacrados durante mucho tiempo. Hamás e Israel son títeres de los patrones. Hamás cuenta con el apoyo de Irán, mientras que Israel cuenta con el apoyo de Estados Unidos.

No hay buenos patrones imperialistas; elegir el lado de la clase trabajadora
La rivalidad interimperialista está creando divisiones fatales entre los trabajadores en nombre de la religión, la nación, la etnia, la raza y el género. Nosotros, la clase trabajadora de todo el mundo, debemos condenar los ataques genocidas de los patrones israelíes, así como el terror de los líderes engañosos de Hamás. Ahora que las cosas se van aclarando, podemos ver fácilmente que la clase trabajadora está en peligro. Estamos al borde de la Tercera Guerra Mundial y el ansia de supremacía de los patrones capitalistas en el Medio Oriente dejará a más personas hambrientas y sin hogar. Es deber de todos los trabajadores apoyar a los trabajadores de Palestina, mientras organizan manifestaciones contra el sistema capitalista asesino que produce muerte, hambre y miseria.

También organizamos manifestaciones contra los brutales ataques de Israel bajo las banderas de diferentes sindicatos y organizaciones estudiantiles. Dimos un análisis crítico de la situación geopolítica en el Medio Oriente y en el mundo. Corregimos mitos con hechos. También enfrentamos resistencia de grupos fundamentalistas al expresar nuestro punto de vista. Nuestros amigos y camaradas están pronunciando discursos y distribuyendo folletos en grandes manifestaciones. Recibimos buenas respuestas de estas manifestaciones así como algunos nuevos contactos. Estamos tratando de dar un verdadero liderazgo a la gente común, a los trabajadores y a los estudiantes. Dejamos claro que sin una revolución comunista internacional no podemos salir de las garras bárbaras del imperialismo.

La única solución es una revolución comunista
No podemos deshacernos de todas estas guerras simplemente cantando consignas contra los imperialistas, pero necesitamos armar al pueblo con una línea comunista revolucionaria internacional y liderarlo bajo la bandera roja del PLP. Necesitamos una lucha internacional y unida contra todo tipo de nacionalismo, fascismo y fundamentalismo. Estamos luchando en una situación muy difícil y peligrosa para difundir nuestras ideas comunistas mientras luchamos contra los males capitalistas. El PLP es la única esperanza para la clase trabajadora en estos días oscuros y estamos luchando por un futuro brillante para la clase trabajadora en todo el mundo.