Information
Imprimir

Escapando de la Cárcel El Materialismo Dialéctico

Information
04 Febrero 2024 232 visitas

El Materialismo Dialéctico: La Clave a la Libertad y el Comunismo

Un Folleto del Partido Laboral Progresista. Enero de 1996


  1. El Materialismo Dialéctico: La Clave a la Libertad y el Comunismo
  2. La Apariencia y la Esencia
  3. Filosofía: El Estudio de Algo Real
  4. La Ley y La Universalidad
  5. Las Ideas Provienen del Mundo Real y de la Experiencia Práctica
  6. El Materialismo vs. el Idealismo
  7. Mientras más cambian las cosas, más cambian
  8. Límites
  9. La Práctica Política Amplia los Límites del Partido
  10. Nada es Simple
  11. Similitud y Diferencia
  12. Perdimos el Socialismo--Hallamos el Comunismo
  13. Las Ideas Patronales y la Unilateralidad
  14. Hervir Agua, Freír a los Patronos, y la Unidad de Contrarios
  15. Resolvamos las Contradicciones Intensificándolas
  16. Lo Interno es lo Primario
  17. La Contradicción está en Todas Partes, Pero los Amigos no son Enemigos
  18. Calidad y Cantidad
  19. Dos Leyes... con Más Después
  20. La Tercera Ley: La Negación De La Negación
  21. Nuestro Partido es el Hijo de Lenin
  22. Libertad: Una Cuestión de Clase
  23. La Filosofía y la Dictadura de los Patrones
  24. Lee, Estudia, y Trabaja Para Dominar la Dialéctica

Escapando de la Cárcel El Materialismo Dialéctico: La Clave a la Libertad y el Comunismo

Un Folleto del Partido Laboral Progresista.
Enero de 1996

Este folleto refleja más de 50 años de experiencia en el movimiento comunista. Es un paso más en el proceso de desarrollar e implementar el Materialismo Dialéctico. Seguirán más pasos conforme los trabajadores del mundo realicen su futuro comunista.

¡No lo sabemos, pero estamos presos!

No en una cárcel con rejas, pero de otra clase, donde nuestras mentes están apresadas por el capitalismo. Las formas del pensar capitalista nos rodean. Las escuelas, los canales culturales como la televisión, la prensa, los libros, la música, las películas, etc., nos bombardean con ideas erróneas. Todos los medios de comunicación de la clase dominante propagan el anticomunismo, el racismo, el patriotismo, el machismo, y toda una serie de ideas venenosas. Aunque todo esto es bastante malo, no es lo peor. Lo peor no es tan obvio.

Lo peor es que el sistema capitalista nos enseña a pensar muy poco, o muy superficialmente, o a no pensar para nada. La educación capitalista nos enseña a ver las cosas muy superficialmente, a juzgarlas unilateral, subjetiva, y estrechamente. Nos enseña a no entender la naturaleza esencial de como se desarrollan las cosas o los procesos. Por lo tanto, muchos de nosotros cometemos demasiados errores y no necesariamente aprendemos de nuestros errores o de los de otros.

La cultura droguista y, desde luego, las drogas mismas, no son más que otras armas en el arsenal de la clase dominante, en caso de que decidamos romper las cadenas que nos atan al capitalismo. Aun cuando reconocemos los males de la sociedad capitalista, muchas veces no estamos preparados para luchar contra el capitalismo por un largo tiempo o por el resto de nuestras vidas.

La religión todavía sigue siendo una de las armas principales de la clase dominante para controlar nuestras mentes. Aprovechándose del deseo de la gente de entender de qué se trata la vida y la sociedad, la religión predica que podemos controlar nuestros propios destinos por medio de la oración y de ritos religiosos. Esta idea mística es el núcleo de la religión. El papel de la religión es asegurarse que respetemos el status quo (el estado actual de las cosas). ¿Qué significa creer en el status quo? Que la clase dominante tiene el poder y que lo debe mantener para siempre. Básicamente, los patronos quieren que aceptemos nuestro destino sin cuestionarlo. Por supuesto, ellos no quieren que hagamos nada por cambiarlo, por ejemplo, tomar las riendas en nuestras propias manos. Los gobernantes y sus Hombres Religiosos quieren que nos consolemos con la visión de una mejor vida en el "más allá". Como dice una vieja canción de mineros en huelga, "¿De qué lado estas?", no hay ideas neutrales.

La clase dominante se opone al cambio, y para mantener las cosas tal como están, recurre al terror masivo cuando todos sus demás trucos fallan. El terror fascista es una consecuencia lógica del capitalismo. En el análisis final, el puño armado es todo lo que los patronos tienen que ofrecer. pero tratan de mantenernos adictos a sus drogas filosóficas el mayor tiempo posible.

La Apariencia y la Esencia

Durante el transcurso de miles de años, mucha gente ha aprendido a golpes que las cosas no siempre son como aparentan ser. ¿Qué es lo primero que ves cuando miras un objeto, una persona, o un proceso? ¡Acertastes! Ves el exterior, la superficie. Claro, la apariencia externa de algo es muy importante. Sin embargo, si no ves más allá del exterior, no lo has visto todo. La mayoría de las veces no entenderás a cabalidad la verdad más importante acerca de una persona o un objeto. Por lo tanto, tienes que ir más allá. ¿Pero a dónde? Tu sabes la respuesta: hacia el interior.

¿Qué es lo que dice alguna gente? "No puedes juzgar un libro por su portada" o "la apariencia engaña.". A veces, no tan a menudo como en el pasado, dicen: "Voy a llegar al fondo de todo esto". ¿Has oído alguna vez decir "Voy a ver qué es lo que motiva a esta persona?" Muchos de nosotros hemos aprendido de la dura experiencia que la apariencia no es la realidad total.

En la industria de alimentos, el empaquetado muchas veces cuesta mucho más que lo que está adentro. La industria de empaquetar es de miles de millones de dólares. Claro, da gusto ver un auto nuevo brilloso, o uno usado. Naturalmente, uno quiere que el auto luzca bonito. Pero si uno no examina otros factores, como los resortes, las suspensiones, y por supuesto, el motor, posiblemente uno no terminará con el auto de sus sueños.

Sin embargo, ¿no nos entrenan el cine y otras formas culturales a ver sólo lo superficial?

En el pasado, se solía oír la expresión: "La ropa hace a la persona". Es bueno estar limpio y bien arreglado, si las condiciones lo permiten. Pero la industria de la moda se ha convertido en algo muy grande. La moda es otro paso en el camino de la superficialidad. La verdad es que la ropa no hace a la persona. Lo que verdaderamente hace a las personas no es su apariencia, sino su ideología y la manera de aplicarla. Como hemos visto, las apariencias tienen alguna importancia. Pero tenemos que aprender a ir del exterior hacia el interior de las cosas. No aceptemos sólo las apariencias.

Filosofía: El Estudio de Algo Real

Si la filosofía capitalista es mala, ¿qué es entonces la filosofía? Decimos que el capitalismo nos entrena a no ver la base social del mundo real, a no ser objetivos. Por lo tanto, desde nuestro punto de vista, una definición sencilla de filosofía es el estudio de cualquier proceso en su profundidad, en su naturaleza íntima. Esta es la meta que perseguimos con el estudio del materialismo dialéctico: desarrollar un entendimiento objetivo del mundo. Sin embargo, por "objetivo" no queremos decir neutral.

Esta definición por lo menos baja a la filosofía de las nubes y la coloca en el mundo real. El estudio de cualquier proceso. ¡Ahora estamos hablando de cosas reales! Cualquier proceso-- desde fabricar zapatos a hacer una revolución--es algo real. Eso es lo que queremos examinar: no el exterior superficial, sino el interior, lo básico.

Si la filosofía es esta forma de estudiar cualquier proceso, ¿qué diablos es entonces el materialismo dialéctico? ¿Es algo que añadimos al cereal? Eres militante del Partido, estás en tu trabajo, y llega la hora de almuerzo. Platicando con tus amigos les has dicho a algunos de ellos que crees en el materialismo dialéctico. Uno de ellos--el antipático (o la antipática)--te pregunta: "¿Qué es el materialismo dialéctico?" Pueda que ahora te hayas metido en problemas. En el resto de este folleto trataremos de explicar en términos sencillos lo que es el materialismo dialéctico: el estudio profundo de las leyes universales del movimiento que rigen todos los procesos.

La Ley y La Universalidad

Veamos. Por medio del estudio de muchos procesos, empiezas a entender que ciertas cosas tienen algo en común. En tus experiencias limitadas, has notado que cuando dejas caer una pelota, esta cae hacia abajo, nunca hacia arriba. Sabemos que esta es la Ley de la Gravedad. Si estudiamos muchos procesos podemos empezar a comprender que ciertas leyes son UNIVERSALES o sea, que se aplican a todos los procesos. Universal es la palabra mágica que tenemos saber. Ayuda a explicar el materialismo dialéctico. Por ejemplo, ¿existe alguna similitud entre hervir agua y hacer una revolución? ¿Cuáles son las leyes de cada proceso? Más adelante en este folleto abordaremos estas leyes y trataremos de explicarlas. Pero antes, cubriremos algunos otros temas.

Las Ideas Provienen del Mundo Real y de la Experiencia Práctica

Durante la década del 1950 se escuchaba una canción romántica titulada "Yo tengo ideas". Todos tenemos ideas. La pregunta es, ¿cómo las obtenemos? Algunas veces escuchas a la gente referirse a alguien como la persona más inteligente que hayan conocido, un "genio". Usualmente esta idea va seguida de la explicación: "Nació así". Ocasionalmente escuchamos a alguien describir a otra persona como "Todo un cerebro". Otras veces dicen "¡Qué cabeza tiene sobre sus hombros!" Todas estas expresiones dan la ilusión que uno nace sabiéndolo todo o que mágicamente adquiere ideas brillantes.

Pero nuestras ideas no brotan de los sueños. Tampoco nacemos con ellas. Los genes y la herencia genética no producen ideas. Las ideas provienen de la práctica, del mundo que nos rodea. Todas nuestras ideas provienen de nuestras propias experiencias, de las de nuestros amigos y familiares, de la práctica de otros trabajadores, de aquellos que vivieron antes que nosotros y de sus libros. Un científico puede hacer un descubrimiento, pero el descubrimiento hecho por el esfuerzo individual viene como resultado de toneladas de esfuerzos, buenos y malos, hechos por otros en el mismo campo. Pueda que seas inteligente, pero no puedes hacerlo todo por ti solo. Por lo tanto, tus ideas no solamente salen de lo que está pasando en tu cerebro. Vienen principalmente del mundo real, el cual existe independientemente de tu mente.

El Materialismo vs. el Idealismo

Aunque la teoría es importante, muy importante, la práctica es primaria, primordial. La teoría depende de la práctica. La práctica siempre precede la teoría. La experiencia practica se da. Tiene que ser evaluada. Hay que sacar lecciones de la práctica. Basada en la evaluación, la teoría entonces avanza hasta que se lleve acabo más práctica y se evalúe, y así sigue el proceso.

La clase gobernante básicamente practica el idealismo. No queremos decir idealismo en el sentido moral. Obviamente, la generosidad y el desinterés no están en las mentes de los patronos. Queremos decir idealismo en el sentido filosófico, la creencia que el mundo real está determinado principalmente por las ideas y la mente. ¿Por qué es la clase dominante idealista? Porque quiere mantener las cosas como están. Se nos dice muchas veces: "No hagas olas", o "Este es el mejor de todos los mundos posibles". La lógica de todos estos disparates capitalistas es que las cosas no se pueden mejorar; por lo tanto, ¿ por qué tratar? Dependiendo de las circunstancias, los patrones a veces proponen reformas supuestamente para mejorar el sistema. Pero al final de cuentas, el mensaje es: no trates de hacer la revolución porque es inútil. La muerte del viejo movimiento comunista internacional ha dado a los capitalistas un arma más en el arsenal de su filosofía idealista. Ahora pueden decir (y lo dicen) que aunque la revolución comunista sea posible, nunca funcionará.

La clase dominante no es materialista. Nuevamente, no estamos hablando del materialismo moral. Nadie es más avariento o más egoísta que los capitalistas. Nosotros queremos decir materialismo en el sentido filosófico, la creencia de que el mundo real existe independientemente de la mente, y que las ideas a la larga dependen y provienen de la realidad afuera de nuestras mentes. La clase dominante es idealista porque quiere hacer lo imposible. Quiere detener la rueda de la historia. Su meta es mantener el poder a toda costa, y nos dirán -- y se dirán también -- todo tipo de mentira para mantenerlo.

Mientras más cambian las cosas, más cambian

Pese a la noción cínica de los patronos de que mientras más cambian las cosas más iguales se quedan, las cosas sí cambian. Los patronos quieren que creamos que la lucha por cambiar las cosas es inútil. ¿Pero cuál es la verdad? Primero había comunalismo, o comunismo primitivo. Después existió la sociedad esclavista. Esta dio paso al feudalismo, el cual fue sustituido por el capitalismo. Después vino el socialismo, el cual fue revertido, pero preparó el camino para el comunismo, si podemos sacar las lecciones correctas del fracaso del socialismo.

La sociedad ha pasado por cambios fundamentales. También, por supuesto, la tecnología. ¿Qué las cosas no cambian? No vivimos en cuevas, y satélites exploran otros planetas.

Todos los cambios se dan basados en la práctica cumulativa de masas de gente. Tal vez te gustaría que las cosas se movieran más rápidamente en la dirección revolucionaria. ¿Y a quién no? Ese no es el punto. Muchas veces el cambio fundamental es muy tardado visto de una perspectiva individual. Por eso es que una perspectiva de largo plazo es crucial. Tenemos que poder combinar la urgencia con la paciencia. De esta perspectiva, podemos ver que la revolución bolchevique en Rusia, el evento más profundo del siglo 20, ocurrió hace apenas 75 años. Esto es sólo un parpadeo en los ojos de la historia. Como dicen por ahí, la práctica hace al maestro. Previos cambios de los sistemas sociales anteriores tomaron siglos, en algunos casos miles de años. A medida que el sistema capitalista se vuelve más decadente y morboso aumentan las oportunidades para que la práctica de nuestro Partido sea más vigorosa y que el PLP crezca..

Límites

"¡Bueno, ése es el límite!" ¿Has oído a alguien decir esto a un niño travieso? ¿O usado esta expresión con alguien que ha hecho algo fuera de las reglas? Hace años, Bill Klem era el jefe de los árbitros del béisbol. Klem trazó la línea original en la arena. Cuando un jugador discutía con él sobre una de sus decisiones, Klem trazaba una línea entre él y el furioso jugador. Si el jugador cruzaba esta línea, Klem lo expulsaba del juego. El jugador había ido más allá de los límites.

¿Y qué importancia tiene esto? Tomemos otro ejemplo. Si pesas más de 200 kilos (400 libras), posiblemente morirás repentinamente o te pondrás muy enfermos. Si mides más de dos metros (seis pies) de altura y sólo pesas 35 kilos (75 libras), sufrirás la misma suerte que la persona obesa. Demasiado gordo, demasiado flaco. El cuerpo humano se desarrolla dentro de límites estrictos. ¿Has oído de alguien que haya vivido hasta los 300 años? ¡Desde luego que no! La vida humana está determinada por límites.

No hace mucho, en las carreteras solamente se colocaban los límites de máxima velocidad. A través de los años, aquéllos encargados de la seguridad en las carreteras se dieron cuenta, basados en las estadísticas, recopiladas de la práctica (manejando), que los choferes que manejaban demasiado despacio también eran un peligro. Por lo tanto demasiado rápido o demasiado despacio fueron los límites impuestos al manejo en las carreteras. ¿Cuáles son los límites políticos dentro de los cuales opera el Partido? ¡Adivina!

La línea política del Partido está basada en parte en el desarrollo revolucionario de millones de trabajadores. Pensamos en términos de construir un partido masivo. Actualmente, nuestro Partido tiene menos de un millón de militantes. Supónte que en la próxima reunión del Comité Central se le exhorte a cada distrito del Partido que se lance a las calles, se tome el palacio de gobierno, y así tomar el poder político. No te gusta esta idea. ¿Por qué? Porque esto sería un suicidio, porque somos demasiados chicos, y nuestra base es todavía muy limitada. Una acción como ésta puede ser catalogada como aventurerismo de izquierda, aunque es una de nuestras metas estratégicas. Tácticas que estén demasiado a la izquierda del tamaño y calidad de nuestra base conducirían a muestro fin --al fin de nuestro Partido como un proceso.

Cambiemos el escenario. El Partido tiene millones de militantes y decenas de millones de personas en su base. El Comité Central exhorta a los militantes y simpatizantes del Partido a que elijan a Juan Obrero, el redactor del Desafío-Challenge, a la presidencia. Esta es una mala idea. Esto acabaría también con el proceso de nuestro desarrollo como partido revolucionario. La estrategia parlamentaria estaría demasiado a la derecha, más allá de los límites de un partido revolucionario. Demasiado a la izquierda o hacia la derecha son ambos callejones sin salida para el Partido. Pero estos errores han sido la causa del fracaso de muchos grupos revolucionarios. Por eso es que nos oponemos al terrorismo y atacamos el oportunismo de derecha.

La Práctica Política Amplia los Límites del Partido

Pero, ¿los límites nunca cambian? Los límites de un partido pequeño son diferentes a los de un partido grande. Actualmente, el Partido circula unas 10,000 copias del Desafío-Challenge. Este no puede ser el límite para siempre. No debiera ser el límite aun ahora. Pero supongamos que por ahora es lo mejor que podemos hacer. Sin embargo, la venta consistente del Desafío-Challenge y del crecimiento del Partido, expandirán los límites actuales. Cada vez que llevamos a cabo nuestro trabajo político, nuestra práctica cambia los límites de lo que podremos hacer la próxima vez, y consecuentemente, esto influye en los límites de todo el Partido. Tenemos que estar siempre alertas, examinando atentamente, investigando las circunstancias internas y externas al Partido. Tenemos que mantenernos firmes en lo básico para que podamos aprovechar las situaciones y ampliar nuestros límites. A veces la oportunidad puede golpearnos en la cara. Muchas veces las situaciones fuera del trabajo pueden ser utilizadas para ampliar en una dirección revolucionaria nuestro trabajo político dentro y fuera de nuestros trabajos.

Usualmente, las guerras imperialistas o nacionalistas están dentro de los sucesos que más pueden ayudarnos a avanzar nuestros esfuerzos. A veces tenemos oportunidades inesperadas. Tomemos el caso de O.J. Simpson. La revelación de las cintas de Mark Fuhrman, comprobando que era el monstruo fascista que es, nos abrió puertas políticas. Pudimos demostrar que Fuhrman no es la excepción, que los departamentos de policía y los policías son asesinos racistas por naturaleza. La clase dominante se dio cuenta de lo que pasaba y se movilizó rápidamente para decir que no todos los policías son como Fuhrman. Hasta el Departamento de la Policía de Los Ángeles sacó en los diarios páginas enteras de anuncios pagados tratando de disociarse de Fuhrman.

¿Nos movimos nosotros rápida y vigorosamente, y movilizamos a todo el Partido para llevarles a las masas la lección, entre otras, que la policía es una fuerza muy importante al servicio de la clase dominante? La policía ayuda a los patronos a mantener el poder. Y aunque mucha gente se da cuenta de esto, la mayoría no, aunque odie la policía. La policía representa una parte importante de las fuerzas armadas de los capitalistas. La policía es la fuerza de choque del capitalismo. Ella hostiga a los trabajadores a diario. De todas maneras, ¿expandimos nuestros límites aprovechando la oportunidad que nos dio lo de Fuhrman?

Nada es Simple

A estas alturas de la lectura ya habrás comprendido que todos los procesos son complejos. El proceso político es especialmente complicado. La complejidad es una característica universal de todos los procesos.

Cuando hace algunos años trabajé en una fábrica de máquinas, yo operaba una máquina pulidora. Mis compañeros de trabajo y yo teníamos que usar un micrómetro. Este instrumento de precisión nos ayudaba a determinar medidas invisibles al ojo, y demasiadas pequeñas para ser medidas con una regla. Todo trabajo tenía una tolerancia. Estas tolerancias siempre estaban por encima o por debajo del tamaño final de la pieza que se estaba puliendo. Por lo tanto, cada trabajo tenía sus límites específicos de "más" o "menos". Se nos requería que chequeáramos la pieza que estábamos puliendo muchas veces para ver si permanecía dentro de los límites de tolerancia asignadas al trabajo. Usualmente se nos daba un dibujo del objeto con las tolerancias que se necesitaban.

A simple vista, todas las piezas parecían iguales. Pero si los piezas se pasaban de los límites asignados, tenían que desecharse. En otras palabras, el proceso tenía que ser terminado. Sin embargo, cualquiera diría, ¡todas las piezas son exactamente iguales! La máquina era la misma. Las piezas iniciales eran las mismas. La piedra para pulir parecía la misma. Pero las cosas no eran siempre las mismas. Cada vez que la piedra de pulir tocaba una pieza, la piedra se desgastaba un poquito más. Cada pulida cambiaba el tamaño de la pieza que se estaba puliendo, aunque en la forma más diminuta. Aquellas personas que hayan trabajado con máquinas impresora saben que la matriz se gasta con cada presión, y que si se usa mucho, a la larga cambiará de tamaño y la nueva pieza saldrá de otro tamaño.

Similitud y Diferencia

Ningún proceso es 100% igual a otro. ¿Y qué? ¿Qué significado tiene esto para ti y para mí? Eres militante de una célula (club) del Partido. Todos en ella tienen cierta dedicación a luchar por la revolución comunista. Pero todos sabemos por experiencia que eventualmente algunos de los militantes más viejos o hasta algunos de los más nuevos se irán del Partido. Por lo tanto, aunque todos los militantes parecen ser iguales, en realidad no lo son. A veces demasiadas batallas pueden cansar a una persona. En algunos casos ciertos militantes se debilitarán en el transcurso de varias luchas, mientras que las mismas experiencias fortalecerán a otros.

En otros casos, las cosas no se mueven con suficiente rapidez para algunos camaradas. Ocasionalmente un militante llegará a la conclusión de que la lentitud en la lucha de clases se debe a que los trabajadores son malos, los patronos son muy fuertes, el Partido es débil o está equivocado. En otras palabras, puede haber un sinnúmero de razones por las cuales un militante se aleja del Partido.

No podemos tomar a nadie por dado. Al decir esto queremos señalar que existe una línea muy fina entre la realidad y el cinismo. Siempre debemos evaluar cuidadosa y detalladamente los muchos aspectos de los procesos en los cuales estamos involucrados. Y nunca debemos de llegar a conclusiones unilaterales.

Perdimos el Socialismo--Hallamos el Comunismo

Por ejemplo, cuando nuestro Partido publicó el documento Camino a la Revolución IV, algunos de nuestros militantes y amigos dijeron que el viejo movimiento comunista internacional siempre había sido corrupto. Una diferencia esencial entre Camino a la Revolución IV y el viejo movimiento es que nosotros proponemos saltar la etapa socialista e ir directamente hacia el comunismo. ¿Es esto importante? ¡Desde luego que sí! Sin embargo, al igual que el viejo movimiento, nosotros profesamos la Dictadura del Proletariado y la necesidad de la lucha armada de las masas.

Nosotros comprendimos el papel crucial de la clase obrera y otros conceptos claves del marxismo-leninismo. Aunque en muchos aspectos importantes somos distintos al viejo movimiento comunista, nuestro movimiento no es completamente diferente. Nosotros decimos que nuestro Partido es primariamente como el viejo movimiento. Hemos aprendido de las experiencias pasadas, así como de las nuestras, que el comunismo debe ser la única meta de la revolución.

No importa cómo evalúes el desarrollo relativo de la similitud y la diferencia, nuestro Partido no es totalmente diferente del viejo movimiento. Hemos tratado de aprender de los puntos fuertes de los comunistas anteriores, desechando sus debilidades. Este conocimiento viene de una combinación de la práctica y la evaluación. No queremos tirar al niño con el agua que usamos para bañarlo. Las cosas usualmente no son totalmente buenas o malas. Los juicios hechos a la carrera típicamente conducen a conclusiones erróneas y peligrosas.

Las Ideas Patronales y la Unilateralidad

La clase gobernante nos entrena, con cierto éxito, a ser unilaterales. Una manera de dividir y debilitar a la clase obrera es proyectar la imagen de que las diferencias entre los trabajadores es algo primario. Por ejemplo, los patronos promueven el concepto de raza. Esta es una forma de dividirnos en grupos. Los patronos racistas dicen: "Los negros son malos, los trabajadores negros nunca se pueden unir con los trabajadores blancos". "Los inmigrantes (a menos que sean blancos) nos están robando todo". Por lo tanto, debemos de odiarlos a todos y estar de acuerdo con los ataques de la clase dominante contra los inmigrantes. Más importante todavía, estamos supuestos a creer que los inmigrantes, no los patronos, son nuestros enemigos.

Y por supuesto, los hombres y las mujeres son tan diferentes los unos de los otros que hasta tienen diferentes puntos de vista, emociones y valores. Los patronos utilizan esta mentira para fomentar el machismo y explotar a las trabajadoras aún más que a los trabajadores. Entonces, los patronos tratan de convencer a las mujeres para que vean su explotación en una forma no-clasista, o sea que vean a los hombres-- no a la clase gobernante--como sus enemigos. Mientras los trabajadores crean y sigan el racismo y el machismo de los patronos, el capitalismo seguirá cosechando enormes ganancias. Los patronos lanzan grandes carcajadas rumbo al banco mientras nosotros somos engatusados con su racismo, nacionalismo, y machismo.

Todos los trabajadores son más similares que diferentes a pesar del sexo, color, y origen nacional. En cuanto a sus intereses se refiere, todos se encuentran objetivamente al lado opuesto de los patronos. ¡Solamente el comunismo puede acabar total y permanentemente con las divisiones dentro de la clase obrera y destruir la opresión capitalista!

Una canción muy popular durante el movimiento en contra de la guerra en Vietnam se titulaba "The Times are A-Changing" (Los tiempos están cambiando). Pero los patronos no quieren un cambio verdadero que fortalezca a la clase trabajadora. Ellos dicen: "No hagas olas". Están constantemente inyectándonos estas ideas para que no luchemos contra su opresión y no hagamos una revolución. Por el otro lado, como hemos señalado anteriormente, los gobernantes nos dicen que mientras más cambian las cosas, más se quedan lo mismo. Con esta noción cínica, los patronos sencillamente nos están atacando por otro lado, pero su meta--la de evitar que hagamos olas -- es la misma. Todas las filosofías de los patronos están fincadas en mantener su poder. Mantener las cosas como están significa que los capitalistas sigan ostentando el poder.

No obstante, todos sabemos, muchas veces por experiencias amargas, que las cosas sí cambian. Bajo el capitalismo, van de mal a peor. ¿Crees que las cosas están mal ahora? Bueno, empeorarán muchísimo más. Esta es la realidad de las vidas de los trabajadores bajo el capitalismo.

Pero los patronos no son estúpidos. Ellos saben que muchos trabajadores están hartos del capitalismo, o por lo menos están disgustados con sus vidas diarias. Entonces, los capitalistas nos dicen que las cosas mejorarían si sólo permitiéramos que ellos dicten el cambio. En las últimas elecciones de E.U., Bill Clinton se postuló como el apóstol del cambio. Todos los patronos quieren mantener el poder y el status quo. Ellos entienden que a veces tienen que pretender hacer realidad nuestros deseos de ver alguna mejoría. Muchas veces están en desacuerdo entre sí sobre cuál es la mejor táctica a seguir. Muchos de nosotros hemos llegado a entender que estos desacuerdos entre las facciones de la clase dominante tienen que ver exclusivamente sobre cómo mejorar las cosas para los patronos y su clase.

Hervir Agua, Freír a los Patronos, y la Unidad de Contrarios

Pasemos de estas "pesadas" ideas a la cocina. Quieres hervir agua. Echas agua en una olla y pones la olla sobre la llama. El agua hierve. Lo que tenemos aquí es la unidad de contrarios, o la interpenetración de las cosas. Obviamente, el agua hierve después que el calor ha penetrado en ella. ¿Que tiene que ver el agua hervida con el Partido y la lucha de clases? ¡Mucho!

Los patronos y los trabajadores están trenzados en una lucha de clases. Objetivamente, esta es una lucha a muerte, lo reconozcamos o no. Los trabajadores pueden ganar solamente si destruyen a la clase gobernante, su poder armado, su aparato estatal, su cultura, su filosofía, etc., etc. ¿Cómo podemos hablar sobre la unidad dentro de un duelo a muerte? Los trabajadores y los patronos no están unidos en términos filosóficos o políticos. Son lados opuestos de la misma batalla. Están trenzados en batalla. Nosotros hablamos de unidad en este sentido, y solamente en este sentido.

El Partido entiende la naturaleza objetiva de la lucha de clases y trae a esta lucha la idea de que la revolución es necesaria. Las ideas del marxismo-leninismo no caen del cielo, ni surgen por sí solas de la lucha de clases. Los trabajadores nunca se levantan en la mañana diciendo: "Necesitamos la dictadura del proletariado. Necesitamos construir un nuevo aparato estatal que sirva nuestros intereses". Los comunistas llevamos estas ideas a la clase obrera porque sabemos que solamente la clase obrera tiene la necesidad y el poder de deshacerse del capitalismo. En este sentido somos la llama bajo el agua. Entre más calentemos el agua para los patronos, más pronto triunfará la revolución. La lucha de clases es una contradicción.

Hay contradicciones en cada proceso. Estas contradicciones provocan los cambios. Los patronos buscan suprimir el cambio, que no hagamos olas, que no hagamos la revolución. Aunque hay cierta verdad, de manera personal o coincidental, en la noción de que los contrarios se atraen, el hecho es que los contrarios, mientras están unidos en lucha, crean el cambio o el movimiento.

Resolvamos las Contradicciones Intensificándolas

Por lo tanto, podemos comenzar a entender que la forma de resolver una contradicción es intensificándola. Si se aumenta el fuego, el agua hierve más rápido. Construyendo el Partido, aumentando la lucha de clases, conducen a la revolución.

Pero las cosas son mucho más complejas de lo que parecen. Por ejemplo, si ponemos una llama bajo una roca, la roca tardaría mucho más que el agua en cambiar de composición. Puedes quebrar una ramita de un árbol con las manos, pero no puedes hacer lo mismo con el tronco. Puedes quebrar un lápiz de madera con tus dedos, pero tal vez no puedas romper un bolígrafo que tenga la misma presión y firmeza.

Lo Interno es lo Primario

Aunque todo tiene contradicciones, no todo es lo mismo. Algunas cosas son más fuertes que otras. En otras palabras, su composición interna es más fuerte que las contradicciones externas. ¿Por qué se rompió el lápiz cuando se le aplicó presión mientras que la pluma no fue afectada? Como dijo Mao Zedong, "Pon una roca y un huevo bajo el sol. En un caso, tendrás una roca caliente. En el otro un pollito". Concluimos que la contradicción interna es primaria. En esta etapa de la lucha de clases, la clase dominante es más fuerte que el Partido. Los patronos actualmente están dominando a la clase trabajadora. Podemos decidir de este ejemplo que debemos rendirnos, ya que la clase gobernante es demasiado fuerte. Algunas personas se rinden, y muchas otras piensan en hacerlo, creyendo la mentira de que no se puede luchar contra el gobierno.

Si no se puede luchar contra el gobierno, entonces ¿qué estamos haciendo? Estamos tratando de fortalecernos para que los patronos no nos puedan derrotar o destruir. Aunque las presiones externas de la clase gobernante son importantes, estos ataques no son primarios. El Partido será destruido solamente si es demasiado débil para resistir los ataques. Una mirada a recientes eventos históricos puede convencerte. La Unión Soviética se fue a pique, pero no principalmente por los ataques del imperialismo estadounidense. El declive del movimiento comunista internacional y el colapso total del socialismo soviético tienen su origen principalmente en las debilidades ideológicas. El imperialismo soviético cayo derrotado sin ni siquiera recibir un balazo del otro lado. Por primera vez en la historia un Estado entregó el poder pacíficamente y abandonó el escenario de la historia con el rabo entre sus piernas. Desde luego, habían presiones de afuera. Pero el desplome de la Unión Soviética se debió esencialmente a las debilidades dentro del viejo movimiento comunista, y a la larga, a las contradicciones del capitalismo soviético.

A veces surge la pregunta: ¿Puedes eventualmente ganar cuando pareces estar en una posición aplastantemente adversa? Bueno, se hizo en la Rusia zarista, cuando un grupo pequeño de comunistas y trabajadores derrocó a un enemigo aparentemente invencible. Ocurrió en China bajo circunstancias similares. La historia ha comprobado que sí se puede hacer.

Como dijo Mao, despreciemos al enemigo estratégicamente pero tomémoslo seriamente en cuenta tácticamente. Se puede decir que nuestra línea política refleja el mundo real porque coincide con la rueda de la historia. Las sociedades cambian, y cuando están maduras para el cambio, los que están en el poder no pueden evitarlo. Los gobernantes tratan de detener el avance de la historia y la sociedad. Como hemos señalado, esto es el colmo del idealismo.

La Contradicción está en Todas Partes, Pero los Amigos no son Enemigos

Una advertencia: las contradicciones surgen no solamente entre clases opuestas, sino también entre amigos. Todas las contradicciones tienen que ser intensificadas para poder resolverlas y así poder movernos hacia otras contradicciones mas avanzadas. Sin embargo, tenemos que utilizar tácticas diferentes cuando estamos luchando con amigos que cuando estamos peleando con un enemigo. Tenemos que buscar metas diferentes. Cuando luchamos los unos con los otros queremos llegar a un nivel superior de unidad. Cuando luchamos con los patronos, buscamos lo opuesto. Determinar estas tácticas es muy difícil y complejo. Todas las contradicciones son antagónicas. Sin embargo, todas las contradicciones no son primaria. Abandonar la meta de la Dictadura del Proletariado conduce a una contradicción mas intensa que discutir acerca de cual esquina de la calle tener un mitin del Partido. Hay diferencias y diferencias. Hay que usar una buena cantidad de buen juicio para determinar las tácticas para todas las luchas internas. En el análisis final, la colectiva decide lo que es bueno y malo. La mayoría de las veces, la colectiva esta en lo correcto. Como dice el dicho: Dos cabezas son usualmente mejores que una.

La sociedad capitalista nos entrena a creer que lo que piensa un individuo es siempre verdad y que "mis" ideas son idénticas al mundo real. En la mayoría de los casos, el mundo real puede ser visto mejor por los muchos, no por uno o unos pocos. El individualismo, en el sentido capitalista, es algo negativo.

La práctica colectiva y el tiempo eventualmente determinarán la mejor forma de hacer algo. Tenemos que evaluar mientras practicamos, y tratar de buscar el mejor camino a seguir.

Una nota final sobre la contradicción. Se solía creer que los objetos inanimados no tenían vida o contradicciones. El desarrollo de la química inorgánica mostró lo contrario. Los coleccionistas de libros y las bibliotecas han aprendido que los libros y papeles se desintegran con el pasar de los años. Por lo tanto, ellos los preservan guardándolos en cajas de vidrio. El papel ahora es tratado químicamente para que dure más.

Todo cambia. Hasta un escritorio en una oficina tiene una vida interna. El escritorio tiene su propia composición molecular. Las moléculas chocan constantemente entre si. El escritorio es vulnerable a la atmósfera, que también influirá en su deterioro. Hay contradicciones en todo, no sólo en algunas cosas. No hay excepciones. Si entendemos esta ley del movimiento, no sólo estaríamos haciendo mejor trabajo político, sino que también podríamos manejar mejor nuestras llamadas vidas personales.

Calidad y Cantidad

¡De pronto es primavera! (Suena como el título de otra canción popular.) Ayer no había ni un capullo en el arbusto. Hoy hay capullos por todas partes. Algunos padres se preocupan si su hijo es mayor de dos años y todavía no ha dicho ni una sola palabra. En vez de preocuparse, debieran de estar felices. Entonces de repente, milagro de milagros, el niño mudo de dos años comienza a hablar en frases completas. ¿Y qué de los padres que habían tratado por meses, sin éxito, de entrenar a su hijo de dos años para que vaya al baño? Entonces un día, el niño va al baño por sí solo. ¿Has oído decir como alguien hasta hace poco se veía muy joven , y de repente ahora esa persona se ve muy vieja?

¿Comprendes lo que estamos tratando de decir? Muchas veces solamente vemos los cambios grandes pero no vemos, o no podemos ver, los cambios pequeños que se van acumulando y los cuales dan la impresión de llegar ya totalmente desarrollados o por lo menos inexplicablemente grandes. Es algo parecido a lo que pasa en el Partido y en hacer la revolución. Antes de que comenzara el movimiento masivo contra la guerra de Vietnam, la prensa catalogaba a los estudiantes como la "generación silenciosa". Pero dentro de corto tiempo, esos "silenciosos" estaban marchando por millones en contra de la guerra. A menos que tengas cuidado, corres el riesgo de descartar a millones de aliados y posibles miembros. Si pasas juicio basándote en evidencia temporera y superficial, pueda que fácilmente pierdas oportunidades para construir el Partido. O, como muchos lo han hecho y continúan haciéndolo, puedes salirte del Partido porque haces apreciaciones subjetivas, erróneas de lo que es posible.

Muchas veces no apreciamos nuestros propios esfuerzos o los esfuerzos del Partido. Es cierto que la muerte del movimiento comunista internacional ha retrasado la lucha de clases en todo el mundo. ¡Esa es la realidad! Pero no podemos especular sobre lo que hubiera ocurrido si esto no hubiera pasado. Solamente podemos sacar lecciones del colapso y aplicar estas lecciones, positivas y negativas, a nuestro propio trabajo. Rendirse va en contra de la realidad objetiva. Como todos los procesos, la lucha de clases tiene sus altos y bajos. Nuestros esfuerzos persistente en torno a la línea de Camino a la Revolución IV tarde o temprano debilitaran y destruirán el capitalismo.

A veces oyes a alguien decir: "Vendí otro Desafío: ¿Y qué diferencia va a hacer?" O sabes que eso es lo que están pensando. Superficialmente, esta forma de pensar no es descabellada , especialmente si uno ha sido mal entrenado por las ideas capitalistas. Pero supónte que cada camarada y muchos amigos vendieran un Desafío-Challenge más. Este desarrollo cuantitativo podría convertirse en un paso cualitativo (importante) para alcanzar la próxima meta crucial.

En la mayoría de los casos, nuestros esfuerzos de reclutamiento son muy pocos, dado el verdadero potencial que existe para que el Partido crezca. Cuando reclutamos todavía tendemos a reclutar a una o dos personas. Pero si no reclutáramos las unas y dos personas, no podríamos llegar al punto en el que el reclutamiento masivo fuera posible. Cuando reclutas a alguien, el desarrollo es probablemente cualitativo para ti y el nuevo miembro. Sin embargo, probablemente esto sólo tiene una importancia cuantitativa para el Partido. Por el otro lado, si evalúas tus esfuerzos de reclutamiento, notaras que ciertos desarrollos cualitativos eventualmente hicieron que esta persona ingresara al Partido. En otras palabras, hay puntos cruciales en tus esfuerzos cuantitativos.

Dos Leyes... con Más Después

Hemos cubierto brevemente las primeras dos leyes del Materialismo Dialéctico.

La primera es la contradicción, la unidad de contrarios. La segunda es la cantidad en la calidad. Este es sólo el comienzo. Las cosas no son tan simples; se complican. Cada vez que se resuelve una contradicción, surgen otras contradicciones, o la naturaleza de la contradicción cambia. Cada nuevo militante que el Partido recluta expande los límites de lo que el Partido puede hacer.

Los nuevos miembros del Partido intensifican las contradicciones entre nosotros y la clase dominante. Queremos nuevos militantes, pero al ingresar traen consigo sus propias contradicciones al seno del Partido. Como nosotros, su dedicación siempre tiene que ser examinada y fortalecida Más miembros tienen que dar liderato para incrementar la lucha política dentro del Partido. Tenemos que combatir las debilidades políticas de los militantes veteranos, a la vez que les ayudamos a superarlas. La lista es larga, pero como puedes ver, la lucha por las ideas comunistas continua sin parar, dentro y fuera del Partido. Como hemos dicho antes, luchar con nuestros amigos no puede ser lo mismo que luchar contra nuestros enemigos.

Cada vez que hacemos algo positivo como miembros individuales o como Partido, producimos una nueva cantidad que conduce a una nueva cualidad. Aunque, el proceso de construir el comunismo no es como un perro que sigue su propia cola en círculos, el proceso es infinito, y tenemos que entrenarnos para verlo de esta forma. La lucha por el comunismo no puede ser una moda pasajera; tiene que ser una tarea de por vida. Ningún compromiso importante--el matrimonio, los hijos, los amigos, el Partido--puede ser a corto plazo. Si nuestros esfuerzos van a tener éxito, tienen que ser a largo plazo. Recordemos que en cada proceso hay contradicciones. Karl Marx dijo que la esencia de la vida es la lucha. Nada ocurre por si solo. La unidad de contrarios lo mueve todo. El conflicto con el enemigo de clases puede producir una revolución victoriosa. Otro tipo de conflicto con aquellas personas cercanas y queridas puede producir un desarrollo positivo.

Como escribimos anteriormente, la gente dice a veces: "No tires al niño junto con el agua con la cual lo bañaste". La gente siempre aprende la verdad básica de estos refranes por experiencia, a veces amargamente, como hemos dicho antes. Nuestro Partido ha aprendido muchas cosas de los esfuerzos de los revolucionarios del pasado. También aprendemos los unos de los otros y de una gran cantidad de experiencia en la lucha de clases. En otras palabras, aprendemos virtualmente todo de otros trabajadores, muertos o vivos. La lucha de clases es nuestra escuela, y podemos decir que la clase trabajadora es nuestra maestra.

Cada sociedad aprende de las sociedades anteriores y utiliza este conocimiento para avanzar más allá de las anteriores. La tecnología es una de las cosas que se hereda y se avanza de sociedad a sociedad. Ya estamos evaluando a la sociedad capitalista. ¿Fue el capitalismo un avance sobre el feudalismo? Por lo menos, el capitalismo creó a la clase trabajadora. El capitalismo juntó a grandes grupos de trabajadores que tuvieron que aprender a trabajar juntos en una forma algo disciplinada. Sobre todo, estos trabajadores aprendieron, con altos y bajos, que tenían que hallar la forma de luchar unidos para poder mejorar sus condiciones. Como en otros procesos, el desarrollo es muy desigual. ¡Y el capitalismo es la máxima expresión de la desigualdad!

En Estados Unidos la desigualdad es un lunar asqueroso en la faz putrefacta de supuestamente uno de los países más desarrollados de todos los países capitalistas. Un enorme abismo divide a los ricos de los pobres. Sin embargo, en muchas partes del mundo, el capitalismo ha producido muy poco desarrollo durante los últimos dos siglos. Si crees que hay pobreza en Estados Unidos, Japón y los países industrializados de Europa, observa los muchos lugares en Asia, África, y América Latina. Cientos de millones de trabajadores están mucho más pobres que los pobres de EUA y de otros países imperialistas. El imperialismo, la etapa superior del capitalismo, ha empobrecido una gran parte del mundo.

La Tercera Ley: La Negación De La Negación

La mayoría de la tecnología desarrollada bajo el capitalismo tiene algún uso. Pero todavía es tecnología para producir ganancias. Los comunistas vamos a usar esta tecnología, no para beneficiar a unos cuantos, los patronos, sino para mejorar las condiciones de vida de todos los trabajadores. Los comunistas no vamos a tirar a la basura los martillos, aviones, teléfonos, etc.. los utilizaremos para que podamos aumentar la producción y distribuirla equitativamente. Pueda que desechemos las computadoras personales y los automóviles privados, pero no eliminaremos las computadoras o la transportación mecanizada. El capitalismo produce para enriquecer a los patronos, no para llenar las necesidades de los trabajadores. Hoy en día se puede hacer más ganancias con Windows 95 que construyendo viviendas para los trabajadores que por todo el mundo viven en casuchas o en las calles.

Tomando lo útil de procesos anteriores, usándolo para producir y mejorar nuevos procesos, y desechando lo que no sirve o es peligroso, se llama "negación". A los patronos les encantaría si nosotros dijéramos: "La lección que hemos aprendido de los movimientos revolucionarios anteriores es que no sirvieron para nada y no hay nada bueno que aprender de ellos". Por eso han declarado una guerra sin cuartel contra Stalin, 50 años después de su muerte. Según las estadísticas de la burguesía los crímenes de Stalin exceden los de Hitler. Creo que la cifra de los muertos que los patronos achacan al liderato de Stalin llega a los 90 millones. Dentro de poco los patronos dirán que Stalin mató a todos los rusos y a millones más de otras personas.

Los patronos quieren distorsionar y oscurecer los grandes avances hechos bajo el socialismo. Ellos no quieren que nadie más recorra ese camino. Ellos quieren ocultar el desarrollo más profundo del siglo 20: la Revolución Bolchevique de Rusia.

Los capitalistas quieren enterrar las lecciones positivas de la Revolución. No atacan a Stalin para que podamos hacer las cosas mejor la próxima vez. El lema de ellos es: "¡Nunca más!". Nuestra meta es: avancemos a la revolución comunista, basados en el marxismo-leninismo. Por lo tanto, puedes decir, como resultado de la investigación y la práctica, que nuestro Partido, el PLP, es la negación del comunismo internacional. Esto es cuando un proceso viejo termina y otro nuevo comienza o nace del proceso viejo. Nosotros decimos: "¡Trabajadores del mundo, uníos! ¡Abolir la esclavitud salarial!" Nosotros no inventamos este lema o las ideas detrás de el. Los aprendimos estudiando el marxismo-leninismo.

Si quisieras aplicar esta ley a este folleto, tendrías que leerlo, estudiarlo, y aplicar las ideas que contiene. Después de evaluar el folleto, tendrías que utilizar la evaluación para escribir uno mejor. ¡La única dirección para los comunistas es hacia adelante!

Las tres leyes de la dialéctica nos pueden ayudar, pero no son una varita mágica. Un vistazo breve a los puntos de vista de la clase dominante, sobre la muerte y el "más allá", nos pueden ayudar a entender la negación de la negación. Una cita de la obra Julio Cesar, de Shakespeare viene a la mente: "El mal que hacen los hombres vive aún después de sus muertes. El bien es muchas veces enterrado con sus huesos". Podemos decir simplemente que las obras de la gente viven después que ella muere. Los altos sacerdotes de la clase dominante dicen: "¡Mira, vas a vivir unos 70 u 80 años, si tienes suerte! Sé una buena persona". Cuando los predicadores nos hablan de ser buenos, ellos no quieren decir simplemente ser buenos con nuestros cónyuges, hijos o vecinos. "Bueno" para ellos es una cuestión de clases. Ser "bueno" significa: no hagas olas. "Bueno" significa ser especialmente amable con la clase dominante. No luches contra ellos; acepta tu destino. Solamente estarás en la tierra por poco tiempo, pero estarás muerto toda una eternidad. Ese es el fantasma con que los patronos quieren asustarnos.

Los capitalistas utilizan a sus ladrones predicadores para darnos la visión del cielo y del infierno. Si eres bueno, irás al cielo y vivirás una existencia hermosa para siempre. Si eres malo, o sea, si luchas por el comunismo o por algo aun menos, irás al infierno. Infierno o purgatorio son lugares horribles que podrías ocupar por toda la eternidad. ¿Qué es entonces el aguantar la opresión capitalista por un breve periodo de 70 u 80 años cuando la alternativa es el gozo eterno en el cielo o los horrores eternos del infierno?

Nuestro Partido es el Hijo de Lenin

Pero lo que haces en la tierra es la única vida que tienes. Puede tener un impacto duradero en el futuro así como en el presente. Un ejemplo asombroso es Lenin. Lenin ha estado muerto por 70 año. Pero sus obras, su visión viven para siempre. Nuestro Partido nunca hubiera existido sin Lenin.

Los niños representan uno de los ejemplos más comunes del puente que existe entre el presente y el futuro. El futuro de la vida sobre la tierra no es místico. En gran medida tiene que ver con los niños. Ellos son el futuro. El más allá que predican los rabinos, sacerdotes, predicadores, etc., perpetua el infierno sobre la tierra. La lucha por la Dictadura del Proletariado significa luchar por las necesidades y aspiraciones de la clase obrera, ahora y en el futuro. El comunismo es el futuro de todos los trabajadores. ¡La hora de empezar a luchar por él era ayer!

Libertad: Una Cuestión de Clase

Como el juicio contra O.J. Simpson, que parecía no tener fin, este folleto está llegando a su fin. En algún momento en las clases de dialéctica, surge a menudo una pregunta: ¿Qué es la libertad? En casi todos los casos, con algunas variantes, la respuesta es: Hacer lo que uno quiera. Una joven en una clase de filosofía dijo que la libertad para ella significaba no tener responsabilidad hacia nadie. Hacer lo que uno quiera. La ausencia de la responsabilidad. Estas ideas te ponen en la cárcel, es como estar aislado en la bartolina.

La Filosofía y la Dictadura de los Patrones

Todas las filosofías de la clase dominante, ya sean religiosas o de otra clase, existen para mantener el poder político de la clase dominante. La mayoría de los estudiantes universitarios que son obligados a estudiar filosofía piensa que es una perdida de tiempo. Muchos estudiantes saben que lo que en la escuela aprenden bajo el título de filosofía tiene poca o ninguna relación con la realidad. Los patronos no quieren que entendamos el mundo real.

No quieren que nos demos cuenta de que la clase que está en el poder, no debiera de estar, y que debiera de ser destruida juntamente con su aparato estatal. Lo último que los patronos quieren que entendamos es que los trabajadores debiéramos ejercer el poder por medio de la Dictadura del Proletariado. Los patronos quieren que creamos que la miseria impuesta por la opresión capitalista es culpa nuestra; que nosotros, no su sistema de ganancias y explotación, somos fundamentalmente los malos.

La clase dominante hace todo lo posible por mantener las cosas tal como están. Consecuentemente, trabajan horas extras para evitar que los trabajadores desarrollemos un punto de vista objetivo que nos permita ver la realidad en que vivimos.

Estas ideas comunes son la máxima expresión del egoísmo. La libertad, en realidad, es accionar en favor de las necesidades de nuestra clase. Es lo opuesto del egoísmo y el individualismo. Saber lo que tú y tu clase necesitan es un gran paso hacia la libertad. La libertad significa una cosa para los patronos y otra muy diferente para los trabajadores y los comunistas. Los patronos saben que nos necesitan para producir sus ganancias y pelear sus guerras. Si nosotros seguimos creyendo sus ideas podridas y nos mantenemos pasivos ante sus crímenes, los patrones siempre tendrán la libertad de seguir gobernándonos.

La clase obrera necesita el comunismo. Sin el comunismo los trabajadores están a la merced de los avarientos capitalistas y su sistema de ganancias. ¿Cómo podemos obtener el comunismo? La respuesta a esa pregunta es construyendo el Partido, en este caso, al PLP. El siguiente paso es luchar por la revolución comunista.

La responsabilidad a la colectiva--el Partido--es crucial para lograr la libertad.

La clase dominante quiere que seamos egoístas e irresponsables con nuestra clase. Quieren mantenernos esclavizados para siempre. Ellos prefieren vernos fumando marihuana, o sumidos en sus drogas filosóficas, que luchando contra ellos.

La clase obrera puede alcanzar su libertad solamente uniéndose al Partido Laboral Progresista y luchando por una revolución comunista basada en la línea del PLP.

Lee, Estudia, y Trabaja Para Dominar la Dialéctica

Este folleto sobre la dialéctica sólo rasga la superficie. Solamente es el comienzo. De ninguna manera abarca todo el tema. No es fácil utilizar las tres leyes de la dialéctica. Como dijimos al principio, la cultura capitalista nos entrena muy malamente. Poder utilizar estas ideas para enriquecer nuestras llamadas vidas personales y políticas es una dura batalla. La dialéctica puede aflojar las cadenas capitalistas que nos esclavizan. Este es un proceso largo pero posible. Leyendo, estudiando y poniendo en práctica estas ideas sólo puede ayudar. Nuestro Partido ha hecho una contribución modesta al marxismo-leninismo poniendo el estudio de la dialéctica al centro de nuestros esfuerzos. Nuestro pequeño entendimiento de la dialéctica indudablemente ha jugado un gran papel en ayudarnos a soportar la tormenta del revisionismo. Estamos aquí para quedarnos. El futuro es nuestro.

Marx, Engels, Lenin, y otros ayudaron en el avance de la dialéctica. Pero, el viejo movimiento comunista no lo estudió o aplicó ampliamente. Sin embargo, la dialéctica es la columna vertebral del marxismo-leninismo. Sin ella estamos navegando a ciegas. Nuestro Partido cree que la dialéctica no es sólo importante o interesante para algunos filósofos políticos. La dialéctica es crucial para todos los trabajadores. La filosofía no pertenece exclusivamente a los grandes y poderosos, como pretende la clase dominante. La dialéctica puede ser usada y estudiada por todos los trabajadores. Lleva tiempo, pero como dicen, la práctica hace al maestro.

Por lo menos, la dialéctica ha ayudado a nuestro Partido a desarrollar una perspectiva de largo plazo. La dialéctica muestra las leyes universales del movimiento. De eso se trata: acción para la revolución.

Para un estudio más profundo y detallado sobre la dialéctica, lee el libro Dialectical Materialism (El Materialismo Dialéctico), por Ira Gollobin. Este libro debe ser leído y estudiado juntamente con otros clásicos Marxistas sobre éste tema. Damos las gracias a Ira Gollobin por sus esfuerzos en convencernos y enseñarnos a comprender la importancia del Materialismo Dialéctico.

Retornar al home page