Information
Imprimir

De Nueva York a Gaza: Acabar con este sistema racista

Information
03 Febrero 2024 51 visitas

CIUDAD DE NUEVA YORK, 20 de enero—Otra animada marcha (hay muchas cada semana) sobre el genocidio en Gaza se llevó a cabo en la zona alta de Manhattan y contó con la participación de más de 500 manifestantes. Fue organizado por una coalición de grupos que exigían un alto el fuego inmediato. La policía atacó brutalmente a los manifestantes y arrestó a 10 personas por cosas tan menores como reunirse en un parque o portar un megáfono y encabezar cánticos, lo que ahora se ha convertido en su práctica general en toda la ciudad. Entre ellos se encontraba un estudiante de salud pública que, en respuesta a los primeros arrestos, encabezó el canto “NYPD, KKK, IDF, All the Same”.

En un mar de banderas nacionalistas palestinas, el Partido Laborista Progresista (PLP) tenía un grupo pequeño pero enérgico con una bandera roja comunista. Lideramos consignas pidiendo la unidad “árabe, judía, blanca y negra”, “Israel, racista, asesina y fascista” y “Cerrar este sistema capitalista”. Distribuimos más de 130 copias de DESAFIO que, como siempre en estas protestas, nos fueron arrebatadas con entusiasmo. Muchos nos dijeron que habían visto números anteriores en otras demostraciones. Tuvimos varias conversaciones en profundidad, incluida una con otro estudiante de atención médica antes del primer ataque policial. Expresó su desilusión con el sistema de salud racista y hablamos de cómo los trabajadores sanitarios son la columna vertebral de la salud pública y, en realidad, los que nos mantienen seguros (no los policías racistas ni los administradores de hospitales).

Uno de nosotros participó activamente en el chat de un grupo de más de 500 jóvenes trabajadores de la salud que se reunieron en las manifestaciones, y a partir de ahí pudo iniciar un grupo de estudio sobre el capitalismo y el comunismo. Otros se han vuelto activos en grupos activos en Uptown y el Bronx, mostrando cada vez más interés en la política revolucionaria del PLP.

El genocidio en Gaza ha expuesto la barbarie de las clases dominantes israelíes y estadounidenses. También muestra hasta qué punto el racismo y el nacionalismo han logrado que los sionistas y otros apoyen los asesinatos en masa. En todo el mundo, millones de personas están protestando en las calles, muy enojadas y buscando una alternativa. Pero un Estado o territorio palestino liderado por Hamás, la Autoridad Palestina (AP) o algún otro grupo nacionalista nunca podría brindar una vida segura y fructífera a los trabajadores en Palestina. La Autoridad Palestina y Hamás han cooperado durante mucho tiempo con Israel para oprimir y reprimir a los palestinos; la ONU y su Tribunal Mundial representan a las clases dominantes del mundo. Los llamados nacionalistas “progresistas” victoriosos en todo el mundo, desde Sudáfrica hasta El Salvador, no han hecho más que empoderar a nuevas clases dominantes que actúan como socios menores de los imperialistas.
Sigamos marchando y luchando con los manifestantes contra el genocidio mientras planteamos la necesidad de un movimiento internacional de la clase trabajadora por el comunismo.