Information
Imprimir

Crece la lucha contra los recortes en la atención médica para los jubilados de NYC

Information
16 Febrero 2024 72 visitas

CIUDAD DE NUEVA YORK, 12 de febrero—En Washington, los políticos racistas tambaleantes y torpes de los partidos patronales DemoPúblicanos discuten sobre cuánto recortar los beneficios para los trabajadores, cuánto gastar en un presupuesto militar para tratar de aferrarse a su imperio, cómo atacar a los inmigrantes que huyen de condiciones intolerables en su país de nacimiento y cómo poner fin al plan de salud federal Medicare tal como se ha administrado durante los últimos sesenta años. El Partido Laboral Progresista (PLP) dice que no nos dejemos engañar por el sistema patronal y sus ideas. Luchamos contra los planes de los patrones y por una nueva sociedad igualitaria dirigida por trabajadores para satisfacer las necesidades de los trabajadores, ¡eso es comunismo!

Aquí en la ciudad de Nueva York, los trabajadores no son pasivos ante los planes de los patrones y jefes sindicales. Durante los últimos tres años, los trabajadores municipales jubilados de la ciudad de Nueva York han estado luchando contra un plan acordado por el gobierno de la ciudad y el Comité Laboral Municipal (MLC, un grupo que agrupa a más de 100 sindicatos que tienen derechos de negociación colectiva para los trabajadores actuales de la ciudad) que obliga a los jubilados a abandonar la cobertura de salud tradicional de Medicare y a ingresar en el llamado plan de ventajas de Medicare administrado por uno de los gigantes corporativos de seguros de salud. Los jubilados han luchado contra este plan porque limitaría nuestra capacidad de utilizar algunos médicos e instalaciones médicas e impondría requisitos de autorización previa que, según se ha demostrado, niegan o retrasan procedimientos y pruebas médicas necesarias que cuestan más dinero. Los nuevos copagos afectarían más a los trabajadores jubilados de bajos ingresos (que son desproporcionadamente negros, latinos y mujeres jubiladas), lo que convertiría este plan en un plan racista y sexista. La realidad de la atención médica en Estados Unidos es que cada vez más trabajadores se ven obligados a tomar la decisión impensable entre pagar vivienda, comida, atención médica o medicamentos recetados. En medio de esta lucha, los miembros del PLP han señalado que bajo el capitalismo, el sistema de salud siempre está diseñado para generar ganancias para los patrones de la salud, no para garantizar los mejores resultados de salud para la clase trabajadora. Por eso el PLP construye para una revolución comunista.

Durante los últimos dos años, la organización de base de jubilados de Medicare ha presentado un desafío legal que detuvo en seco el plan de (des)ventajas de Medicare de la Ciudad de Nueva York. Ahora los jubilados han estado colocando anuncios en varios medios impresos y en línea firmados por 4.000 líderes, personal, miembros y organizadores sindicales jubilados. Los anuncios intentan mostrar que esta lucha está dirigida contra los líderes gordos del MLC que actúan como agentes de los patrones en lugar de líderes de la lucha por los trabajadores.

Ahora esta lucha se está extendiendo a medida que los trabajadores jubilados del transporte de la ciudad de Nueva York del TWU Local 100 han comenzado una lucha similar contra su jefe, la Autoridad de Transporte de la ciudad de Nueva York. Además, los trabajadores del gobierno en el estado de Delaware han detenido un plan de (des)ventajas de Medicare allí y los trabajadores en Illinois, Vermont y el estado de Washington se están uniendo a la lucha. Los miembros del PLP han dicho que el ataque a los jubilados conducirá más temprano que tarde a recortes de atención médica a los actuales trabajadores del gobierno de Nueva York. Ahora, el MLC se encuentra actualmente en negociaciones secretas que predecimos restringirán las opciones de atención médica e impondrán costos adicionales para 350.000 trabajadores actuales.
Contraatacar y no escuchar pasivamente a los políticos patronales o a los ataques sindicales pro patronales es algo bueno. Sin embargo, mientras los patrones capitalistas tengan el control, cada victoria que obtengamos será temporal. ¡Es por eso que los trabajadores necesitan unirse al PLP y luchar por la revolución comunista!