Information
Imprimir

Negro y Rojo, la Historia no Contada Parte I La Lucha para Liberar a los Chicos de Scottsboro

Information
16 Febrero 2024 73 visitas

La historia ha segregado la lucha en contra del racismo y la lucha por un sistema igualitario, el comunismo. En realidad, las dos están conectadas como carne y hueso. Muchas luchas antirracistas fueron lideras, iniciadas o combatidas con comunistas y organizaciones influenciadas por comunistas. Muchos combatientes negros también eran comunistas dedicados y pro-comunistas de su tiempo.

Los patrones han usado el anticomunismo como una herramienta para aterrorizar y dividir la lucha antirracista. Sin importar afiliación comunista, quien sea que combatió el racismo estaba a riesgo de ser etiquetados como rojos. ¿Por qué? 1) La clase gobernante entiende la relación natural entre antirracismo y comunismo, y 2) unidad multirracial amenaza el mismo sistema racista que los patrones “trabajan tan duro” para mantener.

Abajo es la parte I de una serie enfocada en reunir la historia del comunismo con antirracismo. El libro de Robin D.G. Kelley Hammer and Hoe: Alabama Communists during the Great Depresion (Martillo y Manguera: Comunistas en Alabama durante la Gran Depresion), con fragmentos en este articulo, es un buen suplemento para aquellos que quieren saber mas.

En los años de la esclavitud, los patrones del Sur de EE.UU. usaron terror racista en la forma del Ku Klux Klan, golpizas policiacas, y linchamientos, legales y extralegales, para mantener los obreros negros oprimidos y como recurso de mano de obra barata y para bajar el salario de todos los obreros negros y blancos.

Robin D.G. Kelly en Hammer and Hoe lo describio de esta manera:

Grupos supremacistas blancos [incluyendo el KKK] organizaron algunos de los ciudadanos lideres de [Birmingham]…disfrutaron apoyo financiero y de números grandes…Hombres del Klan [por medio de intimidación y violencia] buscaron limpiar sus ciudades de judíos, católicos, agitadores de labor, y afroamericanos recalcitrantes quienes se reusaron a aceptar “su lugar” en la jerarquía de raza.

Los policía de los patrones del sur y cortes canguras (que hacían farsas en los procedimientos) eran el corazón de este sistema injusto.

“El miedo [del sistema injusto del Sur] venia al saber que el color de su piel lo hacia a uno un sospechoso- un sospechoso que parecía como el sospechoso primario – cada vez que la policía buscaba un hombre negro.” (WNYC 2//1/2013)

Cuando los obreros se unieron y combatieron en contra de este terror, los patrones a menudo usaron racismo y anticomunismo para tratar de dividir la clase obrera.

Los Niños de Scottsboro
El 25 de marzo, 1931 sacaron a nueve jóvenes negros de 13 a 19 años de un vagón de carga cerca a Paint Rock, Alabama y los acusaron de violar a dos mujeres blancas. En tres días, les hizo juicio un jurado de solo blancos, los culparon y sentenciaron a la muerte. Una multitud de linchamiento se reunió en la cárcel de Scottboro, demandando que entregaran los jóvenes a los revoltosos racistas.

Linchamientos de este tipo de juzgados eran comunes para los obreros negros y jóvenes que Vivian en el sur de Jim Crow. Tan comunes de hecho que una sucursal de la Asociación Nacional del Avance de la Gente de Color (NAACP) y otras organizaciones cívicas, enfocadas en ayudar propietarios de negocios pequeños, ni siquiera respondieron al caso.

Comunistas, servicios de primeras respuestas
Una organización si respondió, La Defensa del trabajo Internacional (ILD), una organización de defensa de obreros iniciada por el Partido Comunista. ILD se componía de obreros comunistas y no comunistas, negros y blancos. En días del juzgado farsa, el ILD compuso un comité de defensa, obtuvo abogados para los nueve jóvenes en pena de muerte y convirtió la defensa de los Niños de Scottsboro a una causa mundial que los salvo de la silla eléctrica y después de muchos años de batallas eventualmente gano su libertad.

La lucha para defender los Niños de Scottsboro involucro miles de personas alrededor del mundo. El ILD organizó reuniones masivas donde miembros de familia de los jóvenes erróneamente acusados hablaban junto con miembros del ILD.

Los Patrones Contra Luchan con Terror
Los patrones del sur estaban aterrorizados de este movimiento multirracial en contra de los linchamientos y respondieron con una campaña de terror en contra de los animadores negros y blancos de la campaña. Junto con el terror físico llevado a cabo por el Klan, una campaña de anticomunistas se lanzo para asustar los obreros a que no lucharan para salvar los Niños de Scottsboro.

La campaña anticomunista tomo varias formas. Los policías KKK arrestaban gente, y golpeaban a la gente sospechada de animar el ILD. Arrestaron mujeres negras y blancas y la policía las amenazaba con violarlas. La prensa de los patrones propagaba anticomunismo.

El Defensor de Labor de Birminghan advirtió a sus lectores de tener cuidado de los agitadores afuera quienes “bajo el cobertor de la oscuridad” diseminaban “literatura roja sermoneando amor libre [e] intermatrimonio (Hammer y Hoe)

El NAACP local estaba reluctante a ayudar a defender los jóvenes de la clase obrera. Pero todo un año después de los arrestos, una de las mujeres que acuso de violación admitió que no la violaron y que la policía la había forzado a mentir. Esto creó un aumento de ira sobre el caso y finalmente el NAACP se unió a ILD en la campaña a liberar los jóvenes.

A pesar de las palizas, encarcelamiento y amenazas, el ILD mantuvo la campaña masiva y lucha legal organizando reuniones, marcha y recaudando dinero para pagar las cuentas legales y otros gastos para las familias de los Niños de Scottsboro.

‘Se hizo La Conferencia Sureña de Scottsboro y de Derechos Civiles que fue una reunión tan masiva a pesar de la intimidación del Klan y de la policía. En los días antes de la conferencia hombres del Klan organizaron una fila de veinte carros a pasar por una comunidad negra y distribuir panfletos que decían “No se Tolerará el Comunismo.”

Sin embargo alrededor de trecientos negros y cincuenta blancos llenaron la reunión y no dejaron entrar mas o menos 500 o 1000 por falta de espacio y por la presencia militar de la policía que estaciono ochenta policías equipados con tres metralletas en puestos en la calle al frente del salón.

…como se recuerda Hosea Hudson [un comunista negro y líder de labor en el Profundo Sur] muchos encararon la intimidación. “[la gente] caminó bajo los rifles, y entraron por la puerta a la reunión.” (Hammer and Hoe)

La lucha para liberar los hombres del ferrocarril tomó muchos años. Finalmente dejaron los cargos a cuatros de los nueve acusados. Sentencia para el resto tuvieron un promedio de 75 años a la muerte. De todos dos sirvieron sentencia de prisión; para el 1946 todos estaban libres.

No Pueden Matar la Clase Obrera
Ángelo Herdon, un comunista negro y organizador de labor, resumió el significado de la lucha en su ensayo titulado “No Pueden Matar la Clase Obrera.”

Si conoce el sur como yo, sabe lo que significa el caso de Scottsboro. Aquí estaban los terratenientes en sus casas finas de plantación, y los patrones grandes blancos en sus mansiones en la ciudad, y toda la fuerza brutal de la [seguridad privada] y la policía siguiendo sus órdenes. Ahí se sentaban, engreídos y presumidos, y tan seguros que nada podría interferir con ellos y su manera de hacer las cosas. Todo el tiempo ellos podían sudar y hacerle trampa a la gente [negra], y encarcelarlos e incriminarlos y lincharlos y dispararles, como quisieran.

Y de repente alguien les puso la mano en el brazo y les dijo: “PAREN.” Fue una mano grande, una mano poderosa, la mano de los obreros. Los patrones estaban en shock y horrorizados y asustados. Yo lo se. Y también se que después que comenzó la lucha de los niños de Scottsboro, cada overos [negro] en los molinos y las minas, cada sembrador [negro] en las plantaciones de cinturón negro, respiro mas fácil y mantuvo su cabeza un poco mas alto.