Information
Imprimir

Poder para los jóvenes que protestan contra el sistema genocida

Information
16 Febrero 2024 80 visitas

CHICAGO, 30 de enero—“Mismo enemigo, misma lucha: ¡Estudiantes de Chicago, unidos!” Fue con este canto y muchos otros que cientos de estudiantes multirraciales y multigénero de escuelas secundarias públicas encabezaron una audaz huelga y sentada hoy en el Ayuntamiento en protesta por el genocidio en curso contra trabajadores y niños en Gaza. Sus esfuerzos fueron el resultado de un brillante esfuerzo organizativo en más de diez escuelas en diferentes vecindarios.

La inspiradora acción ocurrió justo el día antes de que el Concejo Municipal de Chicago votara sobre si respaldar oficialmente una resolución de alto el fuego. Pero como lo muestra la historia y la experiencia actual, los tímidos llamados de los políticos capitalistas para que se ponga fin a la matanza harán poco o nada para detener el genocidio actual o el inevitable próximo que crezca como un cáncer de su sistema de ganancias empapado de sangre.

Para transformar estos explosivos baños de sangre imperialistas en guerra de clases y nuestra liberación colectiva, necesitamos una revolución comunista internacional y nada menos. Aquellos de nosotros en el Partido Laborista Progresista (PLP) saludamos a estos estudiantes por su urgencia, antirracismo e internacionalismo, y los invitamos a unirse al movimiento revolucionario para aplastar a los explotadores parásitos y su sistema de una vez por todas.

Jóvenes protestan contra el capitalismo genocida
Cuando el reloj marcó el mediodía, los estudiantes de las escuelas específicas salieron de los edificios. En una de las escuelas del lado suroeste de la ciudad, la hija de un miembro del PLP ayudó a guiar a sus compañeros en marchas y cantos por el campus. También dirigió los esfuerzos de planificación con otros líderes estudiantiles de diferentes escuelas antes de la acción de hoy.

En el barrio mayoritariamente de clase trabajadora donde se encuentra la escuela, los vecinos y los conductores expresaron su apoyo. Los estudiantes ondeaban con orgullo carteles con mensajes como “¡Fin al genocidio” y “¡La ocupación tiene que desaparecer!”. Usaron megáfonos para dar discursos que conectaban los ataques racistas patrocinados por el Estado contra jóvenes negros y morenos en Chicago, por parte de fuerzas como los kkkops, con las Fuerzas de Ocupación Israelíes (FOI), respaldadas por el imperialismo estadounidense, que actualmente asesinan a trabajadores y jóvenes árabes.

Más tarde esa misma tarde, la mayor parte de los estudiantes que salían se reunieron en el Ayuntamiento, en el centro de la ciudad. Después de marchar alrededor de la cuadra y cerrar las concurridas intersecciones, entraron por la fuerza al edificio del gobierno a pesar de una fuerte presencia de policías racistas y se apoderaron de todo el primer piso. La mayoría de los estudiantes tomaron con entusiasmo copias del periódico DESAFÍO y compartieron sus agudos conocimientos sobre la naturaleza del sistema.
La misma joven organizadora que encabezó la huelga en su escuela continuó mientras estaba en el ayuntamiento, presionando para que los cánticos tuvieran un tono más anticapitalista, incluyendo “Demócratas, Republicanos, de todos modos – ¡Genocidio es el nombre del juego!” y “¡Desde Palestina hasta México, estos muros fronterizos tienen que desaparecer!”

También pronunció uno de los discursos más militantes durante la sentada:
“Hoy estamos aquí para defender al pueblo palestino y exigir el fin del genocidio y del sistema que lo causa, que es el capitalismo. El gobierno local y especialmente nuestro ayuntamiento no han apoyado a los palestinos y, en cambio, están apoyando a este gobierno racista para continuar con el genocidio masivo. ¿Cuántos niños más necesitan morir? ¿Cuántos más deben temer por sus vidas? La respuesta debería ser cero, pero hay más de 27.000 palestinos que han muerto por la tierra y el capitalismo.

Esto no afecta sólo a Palestina; afecta al mundo. La clase trabajadora está sufriendo porque la clase dominante controla el gobierno y por lo tanto los militares están matando a nuestra gente. ¡Se supone que el gobierno debe mejorar nuestras vidas, pero en realidad está sirviendo a sus jefes y matando a nuestra gente! Están matando a nuestra gente para poner dinero en sus bolsillos. Se están beneficiando de este genocidio masivo. ¡Necesitamos usar nuestra voz como jóvenes para comenzar esta revolución y romper con el capitalismo! La gente sufre, la gente muere. ¡Gente inocente, niños inocentes! ¡Exigimos un alto el fuego!”

Rechacemos a los engañosos liberales, luchemos por el comunismo
Nuestra capacidad colectiva para poner fin a la explotación y las guerras lucrativas es, en última instancia, una cuestión de lucha de clases armada y poder estatal. Los liberales y los políticos llamados “progresistas”, como el alcalde Brandon Johnson, utilizan un lenguaje que suena radical para fingir que están de nuestro lado cuando son administradores del mismo sistema de ganancias responsable de tanto racismo, nacionalismo, miseria y guerra. Ellos son los enemigos de clase que les dirán a estos jóvenes de la clase trabajadora que en última instancia se pongan en fila para luchar y morir por la maquinaria de guerra imperialista en la próxima guerra mundial. ¡Es por eso que nosotros en el PLP identificamos a los liberales como el principal peligro para nuestra clase!

Como comunistas en el PLP internacional queremos armar a nuestra juventud y a las masas trabajadoras con las ideas y armas que arrebatarán violentamente el poder a los capitalistas y construirán una sociedad basada en nuestras necesidades y desarrollo colectivos. ¡Un objetivo gigantesco, pero en definitiva el único futuro por el que vale la pena luchar!