Information
Imprimir

Vigilia Uptown: Enterrar el sistema genocida

Information
05 Julio 2024 58 visitas

Ciudad de Nueva York, 1 de julio – Cada semana desde mediados de octubre, un grupo de vecinos de la zona alta de Manhattan ha protestado ante la oficina del político local, Adriano Espaillat, para denunciar su apoyo al genocidio israelí en Gaza. Espaillat es ascendido como el primer representante dominicano en Estados Unidos; sin embargo, los mayores donantes de su campaña provienen de intereses proisraelíes.

No es más que otro político capitalista que apoya el fascismo y el genocidio israelí, exponiendo la hipocresía de la política identitaria. El Partido Laboral Progresista (PLP) ha estado liderando esta lucha, poniendo en primer plano nuestra política comunista, internacionalista y de clase obrera. Sólo a través del comunismo, donde los obreros dirigen la sociedad, podrán los trabajadores en Palestina lograr la liberación.

Las vigilias se iniciaron para protestar por el genocidio israelí de los trabajadores en Gaza tras la ofensiva de Hamás. Han participado cientos de obreros y jóvenes locales, muchos de ellos negros, latinos, árabes y asiáticos. Los miembros del PLP han ayudado a organizar una enseñanza, trabajaron dentro de comités, participaron en eventos de ayuda mutua y se movilizaron en múltiples mítines y marchas (incluso en D.C.).

También apoyamos campamentos y acciones en varias universidades de la ciudad de Nueva York. Obreros y estudiantes han asumido DESAFÍOS con entusiasmo y hemos estado construyendo relaciones con aquellos más abiertos a nuestra línea.
Nuestro grupo de estudio del PLP ha crecido tanto cuantitativa como cualitativamente. Estamos discutiendo la historia de Medio Oriente, el internacionalismo y los peligros y divisiones de las políticas de identidad. Y hemos estado desarrollando el liderazgo de nuestros nuevos miembros negros y latinos, liderados por varias mujeres.

La lucha ideológica: internacionalismo versus nacionalismo

Recientemente, uno de los líderes del grupo nos atacó por distribuir nuestro periódico, e incluso difamó nuestra posición internacionalista como una forma de “sionismo blando”, por decir que los obreros en Palestina e Israel tienen intereses de clase comunes. Argumentamos que se puede ganar al menos a algunos obreros israelíes para que apoyen la lucha contra el genocidio. El crítico retrocedió. Nuestras ideas internacionalistas, nuestros fuertes vínculos con nuestros vecinos y nuestro trabajo constante dieron sus frutos.
Muchos obreros y jóvenes de la organización reconocen el capitalismo y el imperialismo como las raíces de la democracia israelí-estadounidense genocidio en Gaza. Sin embargo, muchos también piensan que la solución es un Estado palestino. Decimos que los obreros nunca podrán ser libres bajo el sistema de ganancias capitalista, sin importar cómo sea la clase dominante.

Luchar contra el anticomunismo

En una vigilia reciente, un nuevo camarada denunció las mentiras que los medios estadounidenses dicen repetidamente sobre Gaza y los palestinos: “La misma clase dominante que miente sobre Gaza y los palestinos también nos dice mentiras sobre el comunismo”. Esta conexión tenía sentido para muchos, quienes asintieron y expresaron su acuerdo. Una amiga del vecindario pidió que cambiáramos el orden de los oradores para poder expresar su acuerdo con nuestro compañero: “Es verdad”, dijo, “los gobernantes mienten sobre el comunismo. Para mí, el comunismo es comunicación, comunidad y colaboración”.

Las mentiras de los patrones sobre el comunismo tienen como objetivo impedir que los obreros luchen por la única solución que aplastará el sistema capitalista de una vez por todas. Para derrotar a estos imperialistas, debemos combatir las ideas falsas que se les dan a los trabajadores sobre el comunismo. Los discursos que señalaban al capitalismo como la causa fundamental del genocidio provocaron respuestas positivas. Para muchos, eso está claro, pero las soluciones siguen sin estar claras. Es necesario denunciar las mentiras de los patrones sobre el comunismo para ver que la revolución comunista es la única solución para nuestra liberación colectiva.

“Necesitamos una organización”: el revolucionario Partido Laboral Progresista comunista

La lucha ideológica es importante, pero necesitamos que más luchadores de la clase obrera se unan al Partido Laboral Progresista. La clase obrera internacional necesita una organización. Es necesaria una organización para derrotar a los patrones que sostienen este sistema capitalista en ruinas. Tenemos mucho que aprender de las experiencias de nuestros compañeros obreros y mucho que enseñar de más de 150 años de lucha de los trabajadores comunistas. Pero una lección de la historia es clara. Para vencer a los capitalistas necesitamos un partido comunista que canalice todas las voces que llaman a la revolución y dirija a los obreros a tomar el poder. Necesitamos un partido de masas: ¡PLP!

Pensando en el futuro

Nuestros planes de ahora en adelante son continuar trabajando dentro de esta organización para construir la lucha contra el régimen israelí-estadounidense genocidio en Gaza. Pero estamos en esta lucha para ganar gente, no discusiones. Con nuestros muchos puntos de unidad, a medida que conocemos mejor a la gente, esperamos convencerlos de que el comunismo es la única solución para liberar a los obreros en todo el mundo. Queremos construir un partido comunista de masas para liderar revoluciones desde Palestina hasta Haití, Sudán y en todo el mundo. Por eso necesitamos que tantos obreros y jóvenes como sea posible se unan al PLP y lo fortalezcan.